El hecho de que sea VIH positivo no significa necesariamente que tenga que tomar medicamentos contra el VIH (también conocidos como medicamentos antirretrovirales). El médico y usted decidirán cuándo es el mejor momento para empezar el tratamiento. Si la situación médica lo permite es mejor empezar el tratamiento cuando uno esté preparado ya que el cumplimiento de la medicación es muy alto para que sea efectiva en tiempo y forma.

La finalidad de la medicación es reducir la carga viral y por tanto subir las defensas y evitar, por tanto, la aparición de enfermedades oportunistas, algunas muy serias y graves.

La decisión de cuándo tomar medicamentos contra el VIH depende de su estado de salud en general, de la cantidad de virus en sangre ( carga viral, CV) y de cómo funcione su sistema inmune.

Recordando que no hay reglas, sería recomendable empezar a tomar el tratamiento si:

  • tiene síntomas serios o le han diagnosticado tardiamente la infección ya en fase Sida (sistema inmune deteriorado).
  • su recuento de células defensivas (linfocitos Cd4) está en torno o ha bajado a 350 células por mililitro.
  • está embarazada.

 

Más información en