A partir del 1 de septiembre de 2012, todos los desempleados que no cobren paro o algún tipo de prestación por desempleo, deberán realizar un trámite en la seguridad social para tener derecho a la ASISTENCIA SANITARIA. Las personas empleadas o que cobren alguna prestación no tienen que realizar este trámite.

Hay que dirigirse, por tanto, a la seguridad social y pedir cita previa a través de internet. Si tienes dudas sobre tu situación con respecto a la tarjeta sanitaria, en la web de la SS hay un enlace en el cual se puede consultar si estás incluido en su base de datos o no.