Información: la información sobre las vías de transmisión, métodos de prevención,…, es la mejor herramienta para combatir el VIH.

Conociendo estado serológico: testar tu estado serológico y conocerlo, te permite acceder a un diagnóstico precoz que ayuda a la estabilidad y mejora del pronóstico médico y reducción de daños ante el VIH. Igualmente el control del virus con el tratamiento reduce en gran medida las posibilidades de transmisión si se mantiene la carga viral indetectable. Y, por supuesto, conociendo nuestro estado serológico podemos poner medidas para mantener sexo seguro con otras personas y evitar nuevas infecciones, que en nuestro país, la mitad proceden de personas no diagnosticadas.

Prácticas de sexo seguro: conociendo las vías de transmisión sexuales de mayor riesgo, debemos tomar las barreras de protección adecuadas:
- Preservativo masculino y femenino
- Barreras de latex
- Lubricantes de solución acuosa.

Relaciones sexuales protegidas: no sólo hay prácticas de riesgo dentro del sexo, por lo que podemos optar por realizar otras prácticas que nos permiten igualmente disfrutar y no suponen un riesgo para nuestra salud.

Utilizando material esterilizado para la realización de tatoos , piercings….

No compartir: jeringuillas, agujas, cuchillas de afeitar o depilar, cepillo de dientes…

Embarazo: Tratamientos eficaces.


Parto: Natural/cesárea programada.

No lactancia. Y tratamiento recién nacido.

 

Más información en