Se acercan fechas importantes para las comunidades con las que trabajamos, como son el día 1 de marzo, Día de la Cero Discriminación, y el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer.

Días en los que se hablará de la violencia y el terrorismo machista que nos afecta a todas, a todes y a todos, de la serofobia, del racismo, de la xenofobia, de los delitos de odio, etc., pero casi siempre se hará desde la perspectiva sistémica que repasa «los diez mandamientos» en el sufrimiento y las vulnerabilidades de sus víctimas: las señala y estigmatiza, como esa otra parte de la sociedad que sufre por no ser igual, por lo que son, hacen o representan; sobre todo si no se comportan, reaccionan o actúan de la manera que el sistema quiere que lo hagan ante esas violencias.

Sin embargo, de lo que se hablará menos es de qué produce todas estas vulneraciones de derechos humanos en las personas que no siguen los anclajes arcaicos y estereotipos del poder, de la clase, de la raza y del rol. Y de cómo participamos, de algún modo casi todes, al sostener ese sistema causante de tanta desigualdad y falta de equidad.

 

Sólo un sistema subyacente de control común, que establece una norma no escrita, puede dar explicación a la interseccionalidad de las vulnerabilidades sociales.

 

Por eso no sólo debemos pararnos en celebrar estos días, en lanzar campañas en las que contemos cómo afecta a nuestras vidas todo ese conjunto de acciones sociales diarias y gestos que parten almas y vidas, y que parece que no sabemos de dónde vienen… ¿hola?

Para cambiar los roles, las injusticias, la norma, y ser una sociedad reflejo de lo que somos, y de nuestra diversidad, hay que conocer ese sistema consciente e inconsciente, apuntarlo con el dedo, acorralarlo y empezar a dejar claros los límites hacia los que nunca puede ir una sociedad diversa como la nuestra, en la que todes tenemos algo que decir.

Ni un solo paso atrás en la igualdad, en los derechos de todas las mujeres, en los derechos LGTBIQ, en los derechos de las personas con VIH, BIPOC, con diversidad funcionales, intelectuales…

Ni un solo paso atrás en la diversidad.

Desde Apoyo Positivo lo hacemos cada día en nuestro trabajo y a través de distintas propuestas innovadoras como nuestra serie INDETECTABLES.

INDETECTABLES es una serie de ficción que surge como proyecto comunitario audiovisual para dar voz a esas personas marcadas, apartadas del sistema, que cuenta con dos temporadas previas:  SEXO, DROGAS Y TÚ, en la que se aborda la salud sexual, el VIH y situaciones cotidianas relacionadas en la comunidad diversa, con artistas como Maggie Civantos, María Hervás, Candela Peña, Jorge Monje, Mariola Fuentes o Julieta Serrano; y ESTIGMA, segundo corte, con protagonistas como Aitana Sánchez-Gijón, Luis Bermejo, Ana Otero, Carmen del Conte, Jorge Calvo, Deborah Ombres, Sharonne, Abril Zamora o Álvaro Fontalba, entre otros, que aborda como la discriminación derivada de las diversidades descritas en la primera entrega, en especial desde el prisma del VIH, estigmatiza y vulnera la vida de numerosas personas.

Ambas se encuentran disponibles en el canal de YouTube de la serie, uno de sus capítulos, ESTIGMA, de David Velduque, está en el catálogo de FILMIN, y sirven de material educativo a muchas ONG y centros escolares y universitarios, además de participar en numerosos festivales internacionales de cine, cosechando diferente premios y reconocimientos. ¡GRACIAS por toda la acogida al proyecto!

Volvemos ahora con esta tercera temporada para explicar, con esta descripción audiovisual de las aristas del PATRIARCADO, muchos de los porqués que están detrás de las vulneraciones que sufrimos las personas diversas, en especial, esa representación de desigualdad y odio hacia la mujer y lo femenino, que somos y representamos diferentes personas e identidades en la sociedad.

Nos están siendo momentos sencillos para luchar de forma unánime contra este sistema de control, este formato de sociedad que no nos representa y no se ajusta a nuestras necesidades ni derechos, pero, a pesar de lo duro del debate, el resultado no va a ser otro que continuar siendo IRREMEDIABLEMENTE DIVERSES y progresando en nuestras leyes, instituciones, sistemas educativos, políticas públicas y privadas, y un largo etcétera, para el beneficio de toda la sociedad.

 

PATRIARCADO, la nueva entrega de la serie INDETECTABLES aborda una necesaria y actual visión del feminismo desde la diversidad, antirracista y trans incluyente.

Los próximos días 1 y 8 de marzo se proyectarán en la Sala Equis de Madrid los cortometrajes que conforman la temporada: MAR Y MARÍA de Afioco, O NO SERÁ de Sally Fenoux, VICTORA de Afioco, POLVORÓN de Abril Zamora y PRIVILEGIADA de Alex de la Croix, que cuentan, entre otras protagonistas, con Carolina Yuste, Irene Arcos, Alberto Velasco, Cuentos Rosales, Mar Balaguer, Esperanza Guardado, Juan Blanco o las propias Abril Zamora o Alex de la Croix.

En el Día de la Cero Discriminación de este año, ONUSIDA, con su lema «CERO DISCRIMINACIÓN HACIA NIÑAS Y MUJERES (TODAS)», destaca «la necesidad urgente de actuar para poner fin a las desigualdades de ingresos, sexo, edad, estado de salud, ocupación, discapacidad, orientación sexual, uso de drogas, identidad de género, raza, clase, etnia y religión que siguen existiendo en todo el mundo.

La desigualdad está aumentando para más del 70% de la población mundial, lo que agrava el riesgo de división y obstaculiza el desarrollo económico y social.

Y la COVID-19 está afectando con mayor dureza a las personas más vulnerables. Incluso cuando se dispone de nuevas vacunas contra la COVID-19, existe una gran desigualdad en el acceso a las mismas. Muchos han equiparado esta situación con el apartheid de las vacunas.»

Nosotres nos ponemos en marcha.

A lo largo de marzo os iremos contando más detalles de la temporada, con el lanzamiento en abierto de uno de sus capítulos y ¡más sorpresas!

Síguenos en redes y en www.indetectables.es y ayúdanos a plantarle cara al PATRIARCADO.