Este es el título de muchos de los correos electrónicos que recibimos en Apoyo Positivo cada mes, la mayoría de ellos de países latinoamericanos. Para los profesionales del área social de Apoyo Positivo esto es una grave alarma social.

Desde mediados del año pasado hemos recibido más de 200 demandas (sólo en nuestra entidad) sobre asesoramiento para acceso al tratamiento antirretroviral (TAR) de personas que estarían dispuestas a dejar su país, sin importar su situación legal, económica, social y familiar para poder tener acceso al TAR.

Nos hemos encontrado con más de 100 casos que han venido a España con la esperanza de recibir un tratamiento y un seguimiento médico, ya que en países como Venezuela pueden estar meses sin ellos, lo que puede provocar, en el caso del VIH, la  falta de adherencia al tratamiento y graves consecuencias para su salud. Pero al llegar a España se han encontrado con la dificultad del acceso a dicho tratamiento, tanto los nacionalizados, como los residentes con visado de estudiante, como los residentes con permiso de trabajo o los que se quedan de manera irregular con la intención de pedir asilo por razones humanitarias. Todo esto, debido a la tardanza en tramitación de permisos de residencia y trabajo, al inhumano Real Decreto del 16/2012, a las barreras administrativas por la información poco clara por parte de la administración pública a su propio personal, a los usuarios y a la red de asociaciones que trabajamos en este ámbito.

111 personas se han puesto en contacto por correo electrónico o Skype para solicitar información de acceso al TAR en España, donde hemos podido informarles de las distintas opciones para poder acceder al tratamiento según la situación legal de la persona a su llegada a España y la zona geográfica elegida como destino, porque no es lo mismo una comunidad autónoma que otra en cuanto a la accesibilidad al sistema sanitario español (a veces, incluso, hay diferencias entre ir a un hospital u otro de una misma ciudad). Por eso queremos animar a que la gente se informe bien de los pasos de seguir a través de las asociaciones, contactando con ellas lo antes posible.

De estas 200 demandas más del 70 % han sido de personas procedentes de Venezuela.

Desde Apoyo Positivo hemos querido informarnos de la situación de Venezuela debido al problema de abastecimiento en recursos de salud sexual y prevención de VIH y nos hemos puesto en contacto con varias entidades de Venezuela para que nos contasen la realidad de lo que estaba pasando allí, y hemos conseguido el testimonio de Alberto Nieves, Director Ejecutivo Acción Ciudadana Contra el SIDA (ACCSI). 

En Venezuela se han producido desde el año 2009 hasta enero de 2015 graves episodios de desabastecimiento de medicamentos antirretrovirales, fármacos para el tratamiento de infecciones oportunistas asociadas al sida, como también fallas de reactivos para las pruebas de laboratorio de anticuerpos contra el VIH (ELISA), Western Blot (confirmatoria), conteo de linfocitos CD4/CD8 y carga viral en el sistema público de salud nacional.

Esta afirmación se basa en los reportes presentados por las distintas Redes comunitarias y Organizaciones de la Sociedad Civil con trabajo en VIH/SIDA venezolanas (incluyendo nuestra organización ACCSI), quienes realizamos un importante y exhaustivo trabajo de monitoreo al sistema público de salud nacional, y de la recepción de denuncias formuladas por las personas con VIH y SIDA de todas las regiones del país. Estos datos se consolidan en nueve (09) informes sobre la situación del Acceso a los Tratamientos Antirretrovirales en Venezuela publicados y disponibles en este enlace.

 Asimismo, destacamos que en los años 2011 y 2012 Venezuela ha ocupado el primer lugar por desabastecimiento de antirretrovirales en América Latina, según dos estudios «Tratamiento bajo la lupa, un análisis de salud pública en Latinoamérica y el Caribe» publicados por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) con el apoyo del Grupo de Cooperación Técnica Horizontal (GCTH). Los datos de ambos informes fueron proporcionados por los países de Latinoamérica y El Caribe a ONUSIDA y a la OMS, y son:

  • lnforme OPS publicado en el año 2013, caso Venezuela, ver página 24, Cuadro 10 «Porcentaje de establecimientos con episodios de desabastecimiento de ARV notificados en 2010, 2011 y 2012, Américo Latina y el Caribe, por país y por año, y número de episodios de falta de abastecimiento de ARV en el 2012», disponible en este enlace.
  • lnforme OPS publicado en el año 2012, caso Venezuela, ver página 19, Tabla 5 «Episodios de desabastecimiento: % de establecimientos que sufrieron desabastecimiento y número de episodios reportados por país, 2010-2011», disponible en este enlace.


Veamos algunos datos:

datos_20venezuela_201

datos_20venezuela_202

lgualmente, ONUSIDA publicó el «lnforme sobre la epidemia mundial de SIDA 2013 (cuyos datos fueron suministrados por el Estado venezolano), el cual menciona otras informaciones de interés relacionadas con la atención, los tratamientos y la epidemiología del VIH/SIDA en Venezuela, lo que permite visualizar la magnitud de la grave situación nacional.

Toda esta situación de desabastecimiento y barreras en el acceso a los medicamentos antirretrovirales y a la atención en los servicios públicos de salud en VIH, es producto de las debilidades y la crisis que vive el sistema público de salud de Venezuela, lo que ha y sigue afectando y amenazando las vidas y la calidad de vida de las personas con VIH y SIDA.

De esta manera se evidencia que el Ministerio de Salud viola los derechos humanos de las personas con VIH y SIDA y las poblaciones vulnerables, consagrados en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en la Ley para la promoción y protección del Derecho a la Igualdad de las Personas con VIH/SIDA y sus Familiares y en el Mandato Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (hoy Tribunal Supremo de Justicia), quien el 15 de julio de 1999 ordena al Estado venezolano a través del Ministerio de Salud el suministro sin costo alguno de los medicamentos antirretrovirales, fármacos para Infecciones oportunistas asociadas al SIDA, pruebas de laboratorios en VIH y toda la atención integral requerida por las personas con VIH y SIDA en Venezuela.

De igual modo, el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela incumple los compromisos adquiridos en materia de VIH/SIDA y Derechos Humanos en el ámbito internacional, específicamente de la Sesión Especial sobre el SIDA de la Asamblea General de las Naciones Unidas (UNGASS), tales como la Declaración de Compromisos de la lucha contra el SIDA año 2001, la Declaración Política sobre el VIH/SIDA año 2006, y la Declaración Política sobre el VIH y el SIDA año 2011.

Recientemente publicamos los resultados finales de una investigación sobre el VIH/SIDA en relación a los derechos sexuales y reproductivos, donde se evidencian las fuertes debilidades y barreras en estos temas en Venezuela. Este estudio junto con otros cuatro (mortalidad materna, embarazo adolescente, diversidad sexual y violencia contra las mujeres), se realizaron en el marco del proyecto “Hacia una construcción colectiva de derechos y políticas públicas en salud sexual y reproductiva en la República Bolivariana de Venezuela”, ejecutado por las ONGs AVESA, Aliadas en Cadena y ACCSI Acción Ciudadana Contra el SIDA, con el financiamiento de la Unión Europea.” 


Estudio disponible en este enlace

Todos los estudios disponibles en este enlace.

Desde Apoyo Positivo, agradecemos a Alberto Nieves este testimonio directo de la realidad de Venezuela y queremos abrir una vía de discusión y colaboración entre todos los organismos públicos y privados, tanto a nivel nacional como internacional, para encontrar posibles soluciones a esta grave problemática.