Uno de los pilares que se mantiene desde que Apoyo Positivo comienza su andadura, allá por 1993, es el servicio de psicología integrado en los diferentes programas.

La salud mental (bienestar psicológico, emocional y social), sigue siendo algo de importancia “menor” dentro de nuestro sistema de salud y, a nivel individual, aún observamos muchas reticencias para acudir a algún servicio de salud y tratar nuestro malestar psicológico y emocional.

Los cambios importantes, las experiencias de vida negativas, los factores biológicos y antecedentes familiares son los que pueden causar, entre otras situaciones,  problemas en nuestra salud mental.

La salud mental afecta la forma en que las personas pensamos, sentimos y actuamos. Tener buena salud mental nos ayuda a tomar decisiones positivas, lograr metas personales, desarrollar relaciones saludables y sobrellevar el estrés.

El estrés de tener una infección de transmisión sexual, como el VIH, la Hepatitis o, por ejemplo, la Sífilis, puede afectar negativamente a nuestra salud mental. Algunas de estas infecciones o las infecciones oportunistas afines pueden afectar al cerebro y al sistema nervioso cuando se diagnostica de forma tardía, cambiando de forma directa nuestro proceso cognitivo y nuestro modelo de conducta. Es por ello que ponemos a disposición el servicio de checkpoint para el asesoramiento y testeo del VIH, Sífilis, Hepatitis B y C.

Si quieres realizarte alguna prueba, escribe a eduacion@apoyopositivo.org.

Los cambios en cómo nos sentimos o actuamos pueden ser una señal de alerta de un problema de salud mental. 



		

¿Cuáles serían las posibles señales de depresión o algún otro problema de salud mental relevantes para pedir cita y acudir a nuestro servicio de psicología?

  • Perder el interés en actividades que suelen ser agradables.
  • Sentir una tristeza persistente o sensación de vacío.
  • Sentir ansiedad o estrés.
  • Tener pensamientos suicidas.
  • Perder visión de futuro.
  • Tener dificultades en aceptar una nueva condición de salud o  diagnóstico de hace años.

Dentro del área de salud de Apoyo Positivo, nuestro recurso comunitario se pone a disposición de las vulnerabilidades que puede plantear la diversidad sexual, el hecho de vivir con VIH, sentirse o amar de forma no normativa, o tener prácticas asociadas al chemsex. El objetivo es cuidar de la salud mental y alcanzar un bienestar psicológico y social de nuestras usuaries.

Es por ello que, en los programas de Psicosocial, Calidad de Vida y Sexo, Drogas y Tú, contamos con equipos de psicología que pueden ayudarte a: 

  • Tener un espacio para ti. Cuidarte y dedicarte atención (tanto en Madrid como en Málaga contamos con espacios adaptados para darte la mejor atención).
  • Comprender qué te sucede y buscar la explicación a lo que te pasa.
  • Ser escuchade sin que te juzguen. Te escucharemos sin realizar juicios de valor.
  • Aprender a gestionar tus emociones, pensamientos y comportamientos.
  • Desarrollar habilidades de solución de conflictos.

Otras formas de mejorar nuestra salud mental: 

  • Unirse a un grupo de apoyo. Contamos con grupos de autoapoyo de reciente diagnóstico de VIH, grupo para personas mayores de 50 años que viven con VIH, grupo terapéutico para hombres que practican chemsex de forma problemática, grupo joven (We Love), grupos de ocio y actividades.
  • Actividades como meditación, respiración, relajación y/o yoga. Son actividades que también sabemos que ayudan a mejorar nuestra salud mental. Desde hace unos años venimos desarrollando talleres de respiración y relajación, mindfulness, yoga…Estate atente a las próximas actividades en nuestras sedes.
  • Dormir bien, comer de forma saludable y practicar ejercicio, son actividades que también nos ayudan a tener una mejor salud mental. El grupo de running en Madrid ya se está formando. Apúntate en diversidad@apoyopositivo.org.

Si crees que podemos ayudarte, puedes escribirnos a psicosocial@apoyopositivo.org.

Atentamente, el equipo de psicología de Apoyo Positivo: Lorena, Maite y Pablo.