Esta semana, queremos hablaros e informaros de uno de los proyectos de continuidad que ejecutamos en nuestra entidad, el piso autogestionado.

Entendemos que la vivienda es un derecho básico que todas las personas deberían tener y desde aquí aportamos nuestro granito de arena. Además de dar un alojamiento digno, el equipo profesional se esfuerza para que se cubran otras necesidades básicas como los hábitos de vida saludable, la correcta alimentación y buenos niveles de higiene, el acceso sanitario y la adhesión a los diferentes tratamientos que puedan tomar.

Este recurso, aparte de garantizar de manera temporal estos derechos básicos de vivienda, alimentación, sanidad… también sirve como un espacio tranquilo y seguro donde la persona puede trabajar en el desarrollo de aspectos psicosociales, que le permita obtener un crecimiento personal, una plena integración social y cierta estabilidad emocional, de cara a conseguir su total independencia personal.

Todo ello, apoyado por los diferentes profesionales de la asociación quienes potenciarán sus habilidades sociales enfocadas a la integración, realizarán seguimiento psicológico en caso de ser necesario o ayudarán en la resolución de conflictos que puedan ocurrir durante la convivencia.

El Programa de Pisos Autogestionados actúa de forma transversal con otros programas de la entidad, tales como el Programa de Orientación Laboral y el Programa de Calidad de Vida.

Para llevar a cabo de forma operativa dichas intervenciones, es necesario que las personas beneficiarias del dispositivo tengan un alto nivel de autonomía. Además de las citas y visitas periódicas, tienen como referencia la figura del profesional para cualquier incidencia que pueda ocurrir.

El  programa de Orientación Socio-laboral supone un itinerario de inserción, con actividades individuales como grupales, que favorece la integración de las persona y su diversidad en el entorno profesional.  Trabajar sobre el desarrollo de las habilidades sociales y personales, que produzcan elementos motivadores en el proceso, es vital para muchos, entendiendo que deben tratarse desde la realidad concreta del colectivo diana, ya que su situación contempla características específicas  a las que hay que atender, dado que el nivel de desestructuración personal y déficit físico es bastante determinado. Mas información aquí.

 

El Programa de Calidad de Vida dentro del Programa de Pisos Autogestionados, supone una intervención de forma activa dentro del marco de la defensa de derechos de las personas que viven con VIH. Para ello se utilizará la atención domiciliaria y atención en sede especializada, con medidas que proporcionen información / orientación, apoyo emocional, asesoramiento en materia social, acompañamiento, etc. La intervención se realizará mediante un equipo multidisciplinar profesional y voluntario formado por un neuropsicólogo, psicólogo clínico, trabajador social, tres pares,  un educador social y un terapeuta ocupacional como personal remunerado y un equipo de voluntarios. Más información aquí.

El piso cuenta con seis plazas a las que se pueden acceder si se cumplen ciertos requisitos y tras una evaluación del equipo multidisciplinar, que valorará si este recurso es la mejor forma de lograr los objetivos de cada usuario.

Para acceder a este programa tienes que ser mayor de edad o menor legalmente emancipado y tener una alta autonomía, además de pertenecer a alguno de estos dos perfiles:

  • Personas con VIH y/o VHC.
  • Personas de colectivos sometidos a situaciones de vulneración de derechos por su orientación o identidad de género.

 

Durante el tiempo que la persona está en el recurso de vivienda de nuestra entidad se programa un diseño de intervención con ella, marcando a corto, medio y largo plazo objetivos laborales, formativos, económicos, psicológicos, sociales…

Para la consecución de cada uno de estos objetivos, contará con el apoyo de los diferentes profesionales de nuestra entidad que le ayudarán a lograrlos.

Además de trabajar los objetivos marcados en su diseño de intervención, la diversidad está implícita de manera transversal en todo su proceso y, para apoyar esto, se realizan diferentes talleres, actividades y formaciones sobre derechos sexuales y reproductivos y de promoción de la diversidad sexual y la igualdad de género.

Como cada caso es distinto, el tiempo que pueden permanecer las personas en este recurso es flexible, aunque hay tiempo máximo de estancia en el piso de doce meses.

Para más información sobre nuestro Programa de Pisos Autogestionados pincha aquí.

Si crees que ahora mismo lo necesitas, conoces a alguien que esté pasando por alguna situación en la que este recurso le vendría bien, o no cumples con todos los requisitos, pero necesitas orientación sobre tu caso escríbenos a educacionsocial@apoyopositivo.org o llámanos al teléfono 617709900, nos pondremos en contacto contigo lo antes posible e intentaremos ayudarte.