Crónica de las I JORNADAS NACIONALES DE SEXOLOGÍA EN MÉRIDA.

El pasado fin de semana (10 y 11 de Junio), acudimos ilusionados a las I Jornadas Nacionales de Sexología organizadas por el ICEX (Instituto Clínico Extremeño de Sexología) celebradas en Mérida. En ellas tuvimos la oportunidad de escuchar y aprender de profesionales consagrados de la sexología, además de profundizar en distintos aspectos del eje temático de las jornadas: “Salud sexual y calidad de vida”.

A lo largo de la tarde del viernes supimos de la importancia que tiene el suelo pélvico, y de cómo fortaleciendo el mismo, puede ayudarnos a prevenir y mejorar  dificultades sexuales. Para finalizar la tarde, estuvimos también en la mesa redonda  sobre “Salud Sexual en el varón”, en la que reflexionamos entre otras cosas sobre la necesidad de ir siempre más allá del síntoma concreto, el cultivo de los aspectos positivos (y no solo preventivos) de las sexualidades en plural, así como de la importancia de la implicación de la pareja en la terapia. En definitiva recordamos la importancia que tiene la comunicación en las relaciones sexuales. Tal y como comentaba Ana Yanez (presidenta del ICEX y organizadora de las jornadas), “para tener buen sexo, hay que hablar de sexo”.

La mañana del sábado tuvimos que escoger entre varias mesas redondas y conferencias (una lástima no poder escuchar a todas y todos los ponentes), decantándonos finalmente por la interesantísima conferencia impartida por el director del IUNIVES (entidad con la que colaboramos) Carlos de la Cruz, sobre “Sexualidad y discapacidad y la figura del asistente sexual”. De esta manera aprendimos las diferencias y matices que se dan en conceptos como el subrogate, el trabajo sexual y el asistente sexual, comprendiendo a la vez el lugar que ocupa cada una de estas figuras en el debate actual sobre el tema.

13001236_796247387145709_6296404674122628577_n

Enrique Hernández Diez (Consejo de la Juventud de Extremadura), nos recordó la importancia de entender la educación sexual como un proceso continuo, y de cómo las distintas juventudes (una vez más en plural), no tienen por que entender la sexualidad de la misma manera. Supimos también de la importancia de realizar educación sexual en el ámbito no formal.

En la mesa redonda de “Actualización en Terapia Sexual y de Pareja” , las sexólogas Ana Sierra, Esther del Moral y Ana Lombardía, realizaron pequeños acercamientos a recursos que se utilizan en terapia sexual como la técnica EMDR, la hipnosis clínica y el uso de la visualización y respiración en los casos de vaginismo. El sexólogo Silverio Sáez, volvió hablar de un aspecto fundamental en sexología como es el de la evolución que se da en las parejas, y sugirió además una serie de claves prácticas para que este desafío llegue a buen puerto.

Avanzada la tarde, y teniendo de nuevo que elegir entre diferentes ponencias, nos decantamos por escuchar a nuestra amiga y colaboradora, Delfina Mieville que a grandes rasgos nos hizo reflexionar sobre como el lugar en el que nos colocamos en la relación sexual (condicionado por la educación sexual recibida), influye mucho en las manera de relacionarse de las mujeres en la intimidad. En la misma mesa redonda sobre la “Salud Sexual en la mujer”, escuchamos a otros ponentes que nos acercaron a realidades como la sexualidad en la crianza, la salud sexual en mujeres con vaginismo, y la desexualización de la reproducción. En relación e este último bloque, nos llamó la atención como a juicio de la sexóloga Miriam Adib Mendiri, últimamente existe una tendencia en las parejas en buscar ayuda para el embarazo antes de haberlo intentado lo suficiente, y de cómo en su opinión, es conveniente que las parejas no se obsesionen con el tema, se relajen y disfruten.

En el trecho final de las jornadas, tuvimos que renunciar a escuchar a Valerie Tasso en su conferencia sobre “La fantasía como sustrato del deseo”, para aprender con Antoni Bolinches a tener un “sexo sabio” y saber como mantener el interés sexual en la pareja.

El autor del presente artículo aprovechó también las jornadas para realizar la presentación del póster “Erótica y Ars Amandi en trabajadoras transexuales del sexo”, en el que se resumía su  Trabajo de Fin de Máster.