En la actualidad, existen diversas estrategias a nuestra disposición para prevenir el VIH, los preservativos, el tratamiento antirretroviral, ya sea terapéutico o preventivo, a través de la PrEP (profilaxis pre-exposición). Pero, sin duda, uno de los mayores retos científicos radica en elaborar una vacuna que permita la prevención del virus sin necesidad de tomar medicación.

Las vacunas han conseguido prácticamente erradicar enfermedades que comprometían la salud, incluso elevados porcentajes de mortalidad, entre la población adulta e infantil durante el siglo XX. Entre ellas, destaca la vacuna del sarampión, que ha conseguido un porcentaje de disminución en Estados Unidos del 99,9%; o la de las paperas con un 99,7%. Así como la erradicación por completo de enfermedades como la difteria, la viruela o la poliomielitis paralítica.

Las vacunas, por tanto, son grandes aliadas para la prevención de enfermedades y, al mismo tiempo, grandes desafíos para la ciencia.

En estos momentos, la vacuna más avanzada contra el VIH se encuentra en ensayo clínico fase 3, a través del ensayo MOSAICO.

Se están reclutando a 3.800 personas en ocho países entre los que se encuentra España, y en concreto ciudades como Madrid, Barcelona, Córdoba y Valencia.

¿Cómo funciona la vacuna?

En realidad, este ensayo consta de dos vacunas diferentes que tratan de activar el sistema inmunológico para la protección frente a la infección.

La primera vacuna consta de dos inyecciones que inoculan un adenovirus modificado genéticamente (no es un virus debilitado), para trasladar al sistema un mosaico de material genético con instrucciones para crear partes del virus. Este material busca la inmunidad frente a una amplia variedad de cepas del VIH en todo el planeta. Es decir esta vacuna contiene distintas imitaciones de material genético de los principales subtipos de VIH más frecuentes en países occidentales.

La segunda vacuna, compuesta también por dos dosis, contendrá además del adenovirus una segunda inyección con un adyuvante que potenciará el efecto de la primera con el fin de generar una respuesta inmunológica más fuerte.

¿Cuánto tiempo dura el ensayo?

Tras el tiempo de selección de las personas candidatas, el periodo de vacunación es de 12 meses y, posteriormente, uno de seguimiento de al menos 18 meses.

¿Cómo es el perfil de las personas candidatas para participar en el ensayo de la vacuna?

  • Hombres cisgénero y personas trans que mantengan relaciones sexuales con otros hombres cisgénero y/o personas trans.
  • Que no tengan VIH.
  • De edades entre 18 y 60 años.

¿Dónde acudir para más información?

Apoyo Positivo es un recurso de innovación social comunitaria que colabora junto a la Fundacion Jiménez Díaz en este ensayo en la ciudad de Madrid y con el Hospital Reina Sofía en Córdoba, dando acceso al ensayo a otras ciudades andaluzas.

Si deseas más información sobre el ensayo o quieres presentar tu candidatura para formar parte del mismo, porque cumples los criterios, puedes enviarnos un mail a vacuna.vih.fjd@gmail.com (MADRID) o a ensayomosaicohurs@gmail.com (CÓRDOBA-MÁLAGA-SEVILLA- Resto de Andalucía)

Puedes encontrar más información en el Registro Español de Estudios Clínicos con el identificador 2018-003666-13.

 https://reec.aemps.es/