Tras participar la semana pasada en un encuentro europeo sobre prevención del VIH, entre las plataformas AVAC y la EATG, nuestra entidad tiene más claro que nunca dos aspectos:

  1. El primero, que después de muchos años de una estrategia preventiva del VIH basada en el uso del preservativo, y de hacer numerosas pruebas de detección del virus, en las que se evidencia el bajo uso de éste, nos encontrábamos ante un momento crucial para acabar con la epidemia del VIH.
  2. El segundo aspecto era inevitable: sentir que os estamos fallando. La PrEP sigue sin estar disponible.

El hecho de que la comunidad de respuesta al VIH y los sistemas de salud, o autoridades como la Agencia Europea del Medicamento, estén planteándose todavía la necesidad de implementar, o no. una herramienta que permite prevenir, a este nivel, una epidemia como la del VIH, es un pequeño gran disparate, como cuenta el artículo Unprepared, unwilling and unethical de la web www.incidence0.org.

La sensación de ser un secreto a voces, que no se puede recetar, rodea a la herramienta más prometedora para acabar con el VIH, la profilaxis pre-exposición, la PrEP, que ya dio excelentes resultados en ensayos previos a la primera aprobación por la FDA, en Estados Unidos, país donde lleva implementada desde el año 2012.

Desde entonces, el mundo de la prevención del VIH y los sistemas nacionales de salud han sido muy lentos poniéndose al día con la estrategia de prevención del VIH más fácil de controlar, no dependiente del coito, y que no se basa en la participación, la voluntad o el consentimiento de las parejas sexuales de las que a menudo se desconoce si viven con el VIH, comenta el artículo.

A pesar de toda la evidencia científica, permanecen varios aspectos polémicos hacia esta nueva herramienta, que vendría a complementar el pack de prevención del VIH, junto al preservativo y otras medidas, interesantes de aclarar:

  • No está demostrada completamente su eficacia. Ni siquiera ya se discute en foros de salud internacionales este aspecto: no cabe lugar a más investigaciones para demostrar la eficacia de la PrEP. La OMS, la Sociedad Europea del Sida y próximamente GESIDA, grupo español de médicos especialistas en VIH, han emitido sus recomendaciones para la implementación de la PrEP. Los estudios más recientes, como el de San Francisco AIDS Foundation, han reportado una eficacia del 100%.
  • Supone medicalizar la prevención y tomar una medicación que puede provocar efectos secundarios. Un reciente estudio muestra que Truvada, el medicamento para PrEP de la farmacéutica Gilead, es más inocuo que la aspirina, en términos de seguridad del usuario. Existen muchos tratamientos preventivos menos efectivos, o placebo, altamente recetados en nuestro sistema de salud, como para argumentar una medicalización en la PrEP que, inicialmente, iría a las personas más expuestas al virus.
  • La PrEP es otro negocio de las farmacéuticas. Lamentablemente, no lo es. Sólo hay que conocer un poco de historia de la comunidad VIH y del proceso que ha gestado la PrEP para entender que, en este aspecto, ha sido la propia farmacéutica uno de los mayores obstáculos para su regularización en Europa. La PrEP surge de la observación, de ver como la indetectabilidad que ofrecen los tratamientos antirretrovirales desde hacia años, hacía que su virus no fuera transmisible. Los primeros estudios se realizaron en poblaciones de mujeres de países en vías de desarrollo, muchas de ellas obligadas a ejercer la prostitución, donde el VIH era con toda probabilidad uno de sus destinos. La farmacéutica Gilead sólo aportó el tratamiento para realizar el ensayo, solicitud habitual en los ensayos clínicos. Y, a pesar de que se demuestra progresivamente que funciona, Gilead no solicita hasta el pasado lunes, cuatro años después de su aprobación en EEUU, el inicio de la aprobación en Europa. Teniendo en cuenta que la patente de Truvada, el medicamento de Gilead para la PrEP, expira en el 2017, la gestión por parte de la farmacéutica hubiera sido de otra forma, si se tratase de un negocio. Eso si, Gilead lanza próximamente un nuevo medicamento altamente eficaz y sin ningún efecto secundario.
  • Se van a poner a follar como locos. ¿Cuál es el problema? Todos tenemos derecho a nuestra salud sexual y a poder gestionarla con los recursos adecuados. El uso de la PrEP sólo puede ser positivo, porque significa un mayor cuidado de la salud individual y colectiva. Y no viene a sustituir otros métodos preventivos, sino a ofertar un pack preventivo eficaz para todas las situaciones personales. En este aspecto, además, los medios de comunicación no han ayudado mucho, con noticias en las que los titulares iban cargados de homofobia y serofobia: la pastilla de la fiesta para los depravados o las putas de Truvada, han sido algunos de los calificativos. Todo esto sólo nos recuerda a cosas y conversaciones muy antiguas.
  • No es justo proporcionar un medicamento preventivo cuando hay personas enfermas que no tienen acceso al suyo. Lo que no es justo, y supone una violación de derechos, es el hecho de que una persona no tenga acceso a un medicamento que pueda paliar o curar su enfermedad. Pero la salud no debe ser una competición entre pacientes, sino que debemos poner el foco en los sistemas que están permitiendo que los avances biomédicos salgan de manos de la ciencia y sean gestionados por intereses económicos, para los que cientos de vidas no son más que un número. La PrEP, y muchos de los medicamentos del VIH, al igual que de otras patologías, son extremadamente baratos de fabricar, comparado con su precio de mercado, por lo que se debe hacer una profunda reflexión sobre los derechos de patentes, su formato, la accesibilidad por parte de las administraciones públicas y, sobre todo, por parte de la persona que necesita ese tratamiento. Junto a todo eso, se ha demostrado que la PrEP es coste-eficaz, ayudando a reducir un número muy alto de infecciones, cuyo tratamiento de por vida se ahorraría al sistema.

Tenemos por delante unos meses de trabajo duro. De recordar a nuestro sistema de salud que hay gente que necesita ese tratamiento y que, el conjunto de una epidemia, lo necesita más. Y la movilización debe ser desde abajo, desde todas las personas que formamos parte del movimiento de respuesta al VIH y las personas de la propia comunidad.

Como recoge el artículo de www.incidence0.org, Anthony Faucy, Director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de los Institutos Nacionales de Salud de Inglaterra: Hoy en día, tenemos las herramientas para poner fin a esta forma actual de la epidemia. No debemos desaprovechar la oportunidad. La historia nos juzgará severamente si lo hacemos.

En otros países, la propia población está moviéndose antes que las autoridades sanitarias y que la comunidad de entidades. Como ejemplo os dejamos dos web, www.prepster.info y gregowenblog.wordpress.com, que reúnen e informan a la comunidad, consiguen los medicamentos exportados desde la India…

smurf

Pero en España, y en muchos otros países, seguimos dejando pasar el tiempo y, sin embargo, estamos en el grupo de países con mayor número de nuevas infecciones.

Después de unos años de silencios, y ver un sucesivo aumento de infecciones, es hora de que las partes involucradas en este proceso nos sentemos  y encontremos la mejor manera de proporcionar la PrEP a las personas que ya la necesitan, antes incluso de su comercialización y con los protocolos adecuados, seguimientos médicos necesarios y una información sobre salud sexual que complete el uso de otros métodos de prevención.

En Apoyo Positivo hemos ido haciendo camino y ahora si que estamos PrEParados.