Los pasados días 22, 23 y 24 de marzo se organizó en Berlín el II Foro Europeo de Chemsex. Un encuentro de activistas, profesionales sociales, de salud sexual, sanitarios y, sobre todo, personas del colectivo LGTBIQ, en especial hombres gais y mujeres trans, para compartir experiencias y avanzar en un camino que va más allá de lo que hasta ahora se ha hablado del fenómeno del chemsex problemático, el uso de determinadas drogas para mantener múltiples relaciones sexuales en un tiempo prolongado, que se da principalmente en hombres que tienen sexo con hombres (HSH), y que está muy vinculado al uso de app de contactos.

Esta vez, mientras planteábamos este artículo para contar cómo había sido el segundo encuentro en Berlín, nos hemos encontrado con algunos artículos e informes de otros activistas que participaron, que resumen muchos de los pensamientos y sentimientos que tenemos dentro del colectivo LGTBIQ, desde hace tiempo, y que vivimos a diario en nuestro programa SEXO, DROGAS Y TÚ. Ideas que han sido reforzadas con esta experiencia y que os traemos aquí.

Por eso, necesitamos hablar

LA SOLEDAD Y LA COMUNIDAD SON CLAVE PARA EL CHEMSEX

Así comienza el artículo escrito por Roger Pebody en el que destacan reflexiones de uno de los organizadores, Ben Collins: “Se está desplazando el foco del impacto inicial de un fenómeno al entorno en el que el chemsex se está convirtiendo en algo habitual.”

Y el mismo Ben reflexionaba: “En algún momento, un hombre gay se siente solo o aburrido. Busca conexión e intimidad, y trata de satisfacer algunas de esas necesidades usando aplicaciones de citas y redes sociales. Le introducen a las drogas en un contexto sexual y se involucra más en el círculo del chemsex. Para algunos hombres, esto se vuelve problemático.”

Y de eso habla en este artículo sobre el foro, del chemsex problemático y de las causas de este por las que se ha llegado a las situaciones que preocupan hoy en día en grandes ciudades de Europa como Londres, Ámsterdam, Berlín, Madrid, Barcelona o Málaga, por su impacto en la salud sexual física y mental de muchos hombres gais y otros hombres que tienen sexo con hombres.

Situaciones de soledad, depresión y problemáticas sociales y estructurales que deben ser abordadas.

Durante la presentación de nuestro proyecto SEXO, DROGAS Y TÚ en el Foro Europeo

EL SEXO NO CONSENTIDO, UN PROBLEMA RECURRENTE EN CIRCUNSTANCIAS DE CHEMSEX

En situaciones en las que la práctica de chemsex, en cualquiera de sus formatos, que implique consumo de drogas, de diferente tipo, especialmente GHB / GBL junto a mefedrona y, a veces, tina, en un contexto sexual, una sesión, una sauna, un piso de unos colegas, una fiesta, un chill out…, se vuelve problemática, pueden surgir diferentes consecuencias, no sólo en ese plano de salud mental, tambien física, con aumento de transmisión de infecciones o, como cuenta Roger en este otro artículo, abusos sexuales.

La vulnerabilidad debido al efecto de estas sustancias y el problema detrás de la salud mental de los hombres gais son ingredientes de un cocktail adictivo que puede irse de las manos en muchas situaciones y de muchas formas: robos, sobredosis, no ir al trabajo… Algunas de ellas más normalizadas, algunas otras no, como el sexo no consentido, que apenas se denuncian y, algunas veces, ni se recuerdan.

En Apoyo Positivo nos preguntamos desde hace tiempo cómo afecta parte de la cultura gay en la vida de esos hombres.

En el trabajo que hacemos, en especial en el programa SEXO, DROGAS Y TÚ, medimos ese impacto. No son solo algunos casos aislados y los números del programa aumentan al igual que en otros servicios de salud pública, y los que formamos parte del colectivo de hombres gais somos conscientes que algo sucede, hemos perdido a amigos y somos conscientes de muchas cosas.

Al menos debemos de hablar más. Mucho más.

¿Qué nos está llevando a esto? Quizá esta es la gran pregunta a debatir, y la que planeó en las conversaciones del foro de Berlín. Parece que tenemos que ser tan felices que nos estamos matando de éxito. La soledad del triunfador, un mundo competitivo hasta para nuestra sexualidad. De algunas de estas cosas habla también el artículo de Jack Turban.

NECESITAMOS HABLAR DE CÓMO GRINDR ESTÁ AFECTANDO A LA SALUD MENTAL DE LOS HOMBRES GAIS

Jack es un psiquiatra americano que analizó el uso que se hace de Grindr, a través de una encuesta y en conversaciones con usuarios de la aplicación en EEUU, sobre cómo gestionan la app algunos de ellos.

Es interesante leer alguna de sus reflexiones sobre este uso problemático de Grindr:

  • App como Grindr están diseñadas para conseguir sexo de forma muy fácil. Y puede llegar a ser difícil dejar de usarlas.
  • Grindr puede proporcionar a los hombres algo de alivio de su ansiedad y depresión. Pero es temporal. El 77% de los usuarios de Grindr, en un estudio a 200.000 usuarios de Iphone, calificaban esta app como la de mayor rechazo después de haberla utilizado.
  • El uso de estas app está cambiando los modelos de pareja, de relaciones, de familias, pero en el fondo predomina una estructura sobre esa comunidad de hombres gais que tiende a cumplir un modelo tradicional de pareja, lo cual choca de lleno con todo esto.

Todos ellos coinciden en un punto importante. Siempre hay una punta de iceberg que nos pone en alerta.

En el Primer Encuentro europeo de Chemsex se habló más de las drogas, de sus efectos, pero no de la salud sexual ni la mental de las personas implicadas, algo que ahora parece evidente y ha llenado las presentaciones y sesiones de este segundo foro.

El chemsex problemático es la punta del iceberg de algo más grande que sucede en la comunidad LGTBIQ, en especial, en hombres gais. Y puede que otras adicciones, como la del uso de Grindr, sea otra punta.

Necesitamos hablar de qué está pasando en la salud personal y comunitaria de nuestra gente y ese fue el sentimiento más palpable de cada hora y día del encuentro. Se respiraba verdad, apertura, esperanza y ganas de crear espacios seguros, en los que podamos ser más quien somos, relacionarnos de otras formas, que ya no están sucediendo en nuestro entorno como antes, y que eran la base de nuestra comunidad.

¿Hablamos?

Podéis explorar los diferentes documentos y presentaciones del 2nd European Chemsex Forum, en el link.