El pasado 4 de septiembre se celebraba el Día Internacional de la Salud Sexual. Este día fue propuesto ya en 2010 por la Asociación Mundial para la Salud Sexual (WASS) con el fin de concienciar a la sociedad de la importancia del cuidado de la salud sexual.

Al hablar de salud sexual, automáticamente nos viene a la cabeza: “Infecciones de transmisión genital, voy a hacerme un testeo”. Hemos vuelto a la rutina, se han acabado las vacaciones y, puede que en estas fechas hayas mantenido relaciones sexuales (o no). Puede que algunas hayan sido desprotegidas (o no). En cualquier caso, si crees que es el momento de valorar tu estado de salud, te recordamos que puedes acudir a cualquier de nuestros Centros CASA donde hacemos pruebas rápidas de VIH, sífilis, hepatitis B y C. Allí obtendrás un resultado y podrás resolver todas tus dudas sobre tu salud sexual con nuestro equipo de mediadores.

CASA Torremolinos

C/ María Barrabino, 16

Teléfono de citas Málaga: 670518130

CASA Lavapiés (en el local de PLAFHC Madrid)

C/ Amparo, 71

Teléfono de citas Madrid: 617705513

Teléfono de citas Madrid: 617705513

CASA Manuel Becerra

C/ Francisco Navacerrada, 12

Sin embargo, cuidar de la salud sexual no solo es saber que no tengo ninguna patología física. Cuidar de la salud sexual implica muchas más cosas.

“La salud sexual es un estado de bienestar físico, emocional, mental y social en relación con la sexualidad; no es simplemente la ausencia de enfermedad, disfunción o enfermedad. La salud sexual requiere un enfoque positivo y respetuoso de la sexualidad y las relaciones sexuales, así como la posibilidad de tener experiencias sexuales placenteras y seguras, libres de coerción, discriminación y violencia.

Para que la salud sexual se logre y mantenga, los derechos sexuales de todas las personas deben ser respetados, protegidos y ejercidos a plenitud” (OMS, 2002).

Este año, el tema propuesto por la WASS en la conmemoración del Día Internacional de la Salud sexual es “Educación en sexualidad para todos-as-es: un puente para alcanzar la salud sexual.”

Hablar de educación sexual como sinónimo de salud sexual tiene todo el sentido del mundo. Porque, el conocernos en nuestra intimidad, en nuestras vivencias y expresiones de la sexualidad, aceptarnos tal como somos y sentirnos personas con derecho a sentir placer, amar y ser amadas, nos predispone a vivir nuestras relaciones eróticas de manera saludable y satisfactoria.

Sin olvidar, además, que la educación sexual integral, comprensiva, de calidad, libre de ideologías políticas o religiosas es un derecho de todas y cada una de las personas. Por eso, en Apoyo Positivo, apoyamos el mensaje del Día Internacional de la Salud Sexual. Porque consideramos fundamental, para conseguir una población sana en todos los aspectos, tener un modelo educativo saludable en cuanto a sexualidad se refiere. Por eso, contamos con un programa educativo que habla desde la transparencia y no desde la prohibición. Que pretende abordar todas las realidades y distintas formas de entender y vivir la sexualidad. El objetivo de esta visión de la sexualidad como algo plural y diverso es alcanzar el máximo posible de personas que puedan adquirir las capacidades y conocimientos que les permitan disfrutar y disfrutarse.

Como ya dijo Sócrates hace siglos, “el conocimiento nos hará libres”.

 

La educación sexual también es salud sexual

Pero vayamos más allá. Las personas somos seres sexuados y, como tal, nuestra sexualidad está presente en toda nuestra vida, todas las experiencias que tenemos, todos los momentos. Por eso, desde Apoyo Positivo, y con esa visión integral de la sexualidad, proponemos acciones y programas desde donde también cuidamos y potenciamos la salud sexual.

Welove. Un programa dirigido fundamentalmente a gente joven, impulsado por los jóvenes, que pretende sensibilizar a la población visibilizando las diversidades, permitiendo que cada une sea fiel a sus propios deseos e identidad dándonos el libre derecho de elección. El grupo joven brinda un espacio seguro donde conocerse que permite sobrellevar las dificultades que se presenten sin juicios de valor y garantizando una información libre de estereotipos y prejuicios.

La visibilización de la diversidad también es salud sexual

A través del ocio alternativo. Porque “El ocio ofrece un espacio único, donde probar nuevas conductas, sentirnos competentes, experimentar, aprender nuevas habilidades, conocer gente nueva, profundizar en las relaciones existentes y poder desarrollar un sentido más claro de uno mismo. El ocio aporta el contexto necesario en el que las personas pueden aprender, interactuar, expresar su individualidad y auto realizarse». (KELLY, J.R:2 ”Political dimensions of leisure” Revista WLRA, Ontario, 1988,pp. 7-10).

El ocio no consiste en no hacer nada, también es desarrollar y crear.

El ocio alternativo también es salud sexual.

Ya estás en CASA.

Con nuestros programas de atención psicosocial. Para aquellas personas que son más vulnerables por cualquiera de sus diversidades (orientación del deseo, identidad de género, funcional, cultural…). Para aquellas personas afectadas por el VIH, sus familiares y su entorno. Con atención psicológica, atención social, programa de pares, orientación laboral y formativa, atención al envejecimiento y calidad de vida, pisos autogestionados, etc. Desde una visión integral que aborda las problemáticas que provocan el estigma social y la vulneración de los derechos sexuales y reproductivos. Mejorando nuestro autoconcepto, aumentando la autoestima a través del fomento de la integración y desarrollo vital pleno, como herramientas para luchar contra este estigma y las barreras sociales y administrativas que podemos encontrar.

El cuidado de nuestras emociones y nuestro entorno social también es salud sexual

Mediante nuestras campañas de sensibilización. Porque para defender y luchar por nuestros derechos, es necesario conocerlos. A través de distintas estrategias de comunicación social, se pretende divulgar un información veraz y efectiva que permita a las personas empoderarse con el conocimiento como herramienta.

La comunicación e información también son salud sexual

Como entidad, participamos en plataformas, movimientos comunitarios y nos adherimos a declaraciones. Estas, entre otras, son las acciones de incidencia política y legal que desarrollamos con el fin de evitar la vulneración de los derechos entre la población con la que trabajamos. Las barreras sociales y políticas se pueden convertir en un auténtico problema por el estigma social y la discriminación que conllevan.

La incidencia política también es salud sexual

También contamos con nuestro “Club de Amigues”. Un programa de ciudadanía activa en colaboración con los programas, campañas y acciones de la entidad. A través de nuestra formación de Agentes de Salud, se desarrollan agentes de cambio, salud sexual y diversidad para la sociedad. Contamos con la colaboración de personas capacitadas para fomentar una vivencia sana de la sexualidad permitiéndonos crecer como entidad y llegar a más personas.

El voluntariado también es salud sexual

APOYO POSITIVO TRABAJA A DIARIO PARA ATENDER Y CUIDAR LA SALUD SEXUAL DE TODAS, TODOS Y TODES.