Con el post de hoy, queremos volver a hablaros de los delitos de odio hacia las personas LGTBI, que, como ya hemos comentado en otras ocasiones, son todos aquellos comportamientos y actitudes que discriminan a este grupo de personas por su diversidad, basada en la sexualidad y la identidad de género.

delito-odio

Desde Apoyo Positivo queremos visibilizar, una vez más, este tipo de violencia que muchas personas viven cada día. Los delitos de odio convierten en víctimas a estas personas solo por su diversidad, por lo que también queremos hacer un llamamiento a la importancia de denunciar estos delitos.

En 2014, el Informe de delitos de Odio por Orientación sexual e Identidad de género nos dice que sólo el 17% de las personas que han sufrido delitos de odio por su diversidad sexual interpusieron denuncia ante la policía. Esta es una cifra que distorsiona la realidad, ya que son muchos más los delitos de odio que se dan cada día. Es posible que muchas de las personas que los sufren no denuncien las agresiones por tener la sensación de que no sirve para nada y que los agresores quedarán impunes, o por miedo a posible represalias por parte de los policías a la hora de denunciar o incluso de la propia familia, pero la única forma de poder demostrar que existen es denunciando.

Somos conscientes de que el trabajo en torno a la lucha contra la discriminación es muy complejo, y más teniendo en cuenta nuestra diversidad como personas, pero precisamente por eso es tan importante la detección de estas situaciones desde todos los ámbitos (sanitarios, servicios sociales…). Para así, poder entre todos terminar con el discurso del odio, que sólo lleva al desprecio y la discriminación y sirve de justificación para estos delitos.

Solo si perseguimos todos un mismo objetivo, reclamamos nuestros derechos y creamos una conciencia social en la población en general respecto a este tipo de delitos, podremos conseguir que no se sigan produciendo. ¡Contamos con vosotros para parar los delitos de odio hacia personas LGTBI!