Con el post de hoy, volvemos a retomar la prevención de la violencia que puede darse por motivos de orientación sexual e identidad de género.

identidad-genero

En nuestra última entrada, ya planteamos abordar este tema desde un marco teórico concreto que no es otro que el del Hecho Sexual Humano (HSH). Proponemos a continuación un glosario de conceptos básicos que todos debemos conocer y distinguir antes de profundizar en como la orientación sexual y la identidad de género se manifiestan en los jóvenes, a lo largo de su proceso evolutivo y de crecimiento, y que abordaremos en nuevos post.

Y vamos a comenzar por la diferencia entre la identidad de género y la orientación sexual, ya que se confunden en muchas ocasiones, y por lo tanto es muy importante distinguirlas.

  • Identidad sexual / Identidad de género: se refiere a lo que la persona se considera a sí misma; si se considera mujer o si se considera hombre. En ocasiones, la identidad sexual de una persona (el que se sienta hombre o mujer), no coincide con la identidad que le atribuye el resto de la sociedad, como es el caso de las personas transexuales.
  • Orientación del deseo / Orientación sexual (también denominada “orientación del deseo erótico”): hace referencia hacia dónde se dirige nuestra necesidad de satisfacción erótica. Se suele dar en la misma dirección que nuestras necesidades de vinculación afectiva, aunque no necesariamente. En muchas personas, suele estar dirigida hacia personas del sexo contrario (heterosexualidad), mientras que en otras se encamina hacia personas del mismo sexo (homosexualidad) o indistintamente hacia cualquiera de los dos sexos (bisexualidad).
  • Homosexualidad: cuando la orientación del deseo se dirige preferentemente hacia personas del mismo sexo. Chicas que desean preferentemente a chicas o chicos que desean preferentemente a chicos.
  • Heterosexualidad: cuando la orientación del deseo se dirige preferentemente hacia personas del sexo contrario. Chicos que desean preferentemente a chicas y chicas que desean preferentemente a chicos.
  • Bisexualidad: cuando la orientación del deseo se dirige hacia personas del mismo sexo y del sexo contrario y en ambos casos con parecida intensidad. Chicos que desean a chicos y chicas, y chicas que desean a chicos y chicas.
  • Gay: término que hace referencia a un hombre homosexual.
  • Lesbiana: término que hace referencia a una mujer homosexual.
  • Entender: es una expresión coloquial que se utiliza de forma habitual para referirse de manera informal a las personas homosexuales. Cuando alguien “entiende” se refiere a que es homosexual (gay o lesbiana).
  • Salir del armario: expresión coloquial que hace referencia al acto de revelar de forma pública la orientación del deseo erótico (sea homosexual o bisexual).
  • Conductas o prácticas homosexuales: cuando existen relaciones eróticas entre personas del mismo sexo (hombres o mujeres). Es importante no confundir lo que se hace con lo que se es, y entender por tanto que aunque estas prácticas se producen de forma mayoritaria entre personas homosexuales (gays y lesbianas) también las personas heterosexuales (o preferentemente heterosexuales) a veces también pueden tener relaciones con personas de su mismo sexo.
  • Homofobia: actitud de rechazo o miedo hacia la homosexualidad y hacia las personas homosexuales. En ocasiones, esta actitud puede manifestarse por medio de conductas de desprecio y agresiones tanto físicas como verbales.
  • Transfobia: actitud de rechazo o miedo a la transexualidad, a las personas transexuales y sus manifestaciones. Por lo general el rechazo o fobia hacia las personas transexuales suele ser mucho mayor que en el caso de personas homosexuales y bisexuales, así como el índice de agresiones tanto físicas como verbales.
  • Transexual: se refiere a personas en las que no coincide su identidad sexual, como mujeres u hombres, con la identidad sexual que se les asigna socialmente en base a sus genitales u otras estructuras, así como con las percepciones que reciben de los demás. Algunas de estas personas modifican su aspecto físico para obtener una apariencia más acorde con su verdadera identidad. Es importante saber que no todas las personas transexuales modifican su aspecto físico.
  • Transgénero: es un término utilizado para referirse a una persona cuya identidad sentida no coincide con lo marcado por sus genitales ni otras estructuras sexantes, pero a diferencia de las personas transexuales, las personas transgénero no consideran necesario modificar sus genitales y otras estructuras sexuadas.
  • Travestido (travesti): se refiere a hombres que encuentran satisfacción en vestirse de mujer. Aunque suele ser menos habitual, el término también hace referencia a mujeres que obtienen satisfacción vistiéndose de hombre.
  • Cisexual: expresión que se utiliza para referirse a las personas que no son transexuales. Todas las personas que no son transexuales, se consideran “cisexuales”.
  • Trans: expresión que se utiliza con la intención de englobar y dar cabida a todas aquellas personas cuyas identidades de género no se corresponden con las identidades de género establecidas por la sociedad (perosnas transexuales y transgénero).
  • Género: al igual que ocurre con el sexo (hombre/mujer), existen dos géneros: masculino y femenino. El concepto género hace referencia a conductas, comportamientos, gestos, vestimenta, juegos (sobre todo en la infancia), etc., que, tradicional y culturalmente, han sido considerados propios de uno de los sexos.
  • Expresión de género: se refiere al rol social que adoptan las personas como expresión de su identidad de género. Esta expresión define el género que la persona siente, con independencia de que se corresponda o no con el sexo biológico.
  • Heterosexismo o heteronormatividad: se refiere al hecho de que en una determinada sociedad se establezcan las relaciones heterosexuales como la norma a seguir. Hoy en día la sociedad en la que vivimos está en gran medida fundamentada en el heterosexismo, de forma que se suele presuponer siempre una orientación heterosexual y se suelen dejar de lado otro tipo de orientaciones.
  • Perspectiva de género: hace referencia a las relaciones de poder que se dan entre hombres y mujeres y reconoce el hecho de que, por lo general, estas han sido favorables a los hombres, así como la discriminación y el trato desigual que han sufrido las mujeres.

Todos estos conceptos son fundamentales para abordar ya la prevención de la violencia por orientación sexual e identidad de género desde la primera infancia. En este sentido, nuestro siguiente post sobre este tema, procurará acercarnos a cómo los jóvenes se van conformando como seres sexuados (con uno u otro sexo), desde un punto de vista evolutivo, y cómo
ya desde estas edades tan tempranas, los padres podemos empezar a trabajar con ellos para fomentar su libre expresión y el respeto por los demás.

En definitiva, podemos empezar a trabajar en pro de la diversidad.

Con este post, nos despedimos hasta septiembre y os recordamos que podéis contactar con nosotros por correo electrónico eninfo@apoyopositivo.org, o por teléfono en el 91358144. ¡Feliz verano a todos!