Bien es sabido que la llegada de la terapia antirretroviral de gran actividad (TARGA) supuso un punto de inflexión en la calidad de vida de las personas que viven con VIH.

deterioro-cognitivo-vih

En estos casi veinte años desde laTARGA, el aumento de la población con VIH, que alcanza edades avanzadas, hace que la investigación de aquellos trastornos relacionados con el proceso del envejecimiento, como es el caso del deterioro cognitivo, sea de especial interés.

Son numerosas las investigaciones que intentan arrojar luz sobre estas alteraciones. Ya no se habla tanto de la demencia asociada al VIH/sida, y sí de otros problemas o cormobilidades asociados a la infección y al paso de los años. Algunos de esos efectos adversos del VIH y su tratamiento están relacionados con alteraciones neurocognitivas, alteraciones renales, cáncer, menopausia, esteoporosis o riesgo cardiovascular.

En Apoyo Positivo intentamos estar al día de las últimas investigaciones en este campo, ya que creemos que todos los estudios, siempre que se hagan con cierto rigor, son bienvenidos, pues contribuyen a un mayor conocimiento de dichas alteraciones y, lo más importante, un aumento en la calidad de vida de las personas afectadas por el VIH durante el envejecimiento.

En futuras entradas al blog haremos una revisión de los estudios publicados sobre este campo.

Y, ¿qué hacemos desde Apoyo Positivo?

Desde hace algunos años, vemos síntomas de estas cormobilidades en nuestros usuarios, y otras relacionadas como pueden ser las alteraciones psicológicas y funcionales debido a traumatismos de diversa naturaleza.

La pérdida de memoria y capacidad de atención son quejas cada vez más comunes, no sólo por la frecuencia en las que comienzan a aparecer, sino por las implicaciones funcionales, psicológicas y sociales que producen en personas cada vez más jóvenes, y el miedo que imprimen por el posible deterioro más grave que pueda conllevar, así como su no identificación por no relacionarlo con el VIH o su tratamiento.

Todas estas necesidades las hemos atendido desde un proyecto más asistencial hasta 2011, cuando empezamos a implementar la terapia ocupacional en él, en especial sobre las demandas de deterioro cognitivo y psicomotriz, y creamos diferentes actividades y talleres para la mejora de la autonomía personal de las personas que viven con VIH y sufren un envejecimiento prematuro en alguna de sus funciones. Y es algunas de estas complicacionespueden afectar al desarrollo de sus actividades de la vida diaria.

A partir este año 2015, y con la incorporación de nuevo equipo al área de psicosocial y otras áreas de trabajo en Apoyo Positivo, conseguimos dar más servicio a estas demandas. Y es con un enfoque multidisciplinar desde laterapia cognitiva, neuropsicología y terapia ocupacional que empezamos a trabajar y ponemos a disposición de la comunidad el Taller grupal de rehabilitación de ABVD (actividades básicas de la vida diaria), que comienza de nuevo el 8 de octubre, y terapias y seguimientos de casos individuales.

Este es un taller de trabajo cognitivo, con el fin de mejorar las capacidades propias de la memoria y otras funciones importantes como la atención y motricidad, así como las estrategias a utilizar para mejorar las actividades de la vida diaria (función ejecutiva).

El lema más utilizado en nuestro taller es: «Todo lo que se ejercita, se mejora; todo lo que no se ejercita, se pierde».

Y nuestro objetivo es claro: Mejorar la calidad de vida, mantener la capacidad funcional y conseguir la mayor autonomía de los participantes. Si quieres participar en este taller, ponte en contacto con nosotros en el correo electrónico psicosocial2@apoyopositivo.org o puedes llamarnos al 913581444.