Como os avanzábamos hace unas semanas, desde Apoyo Positivo nos hemos adherido a NO ES SANO, la campaña de una alianza de varias organizaciones no gubernamentales, colegios profesionales y asociaciones científico-profesionales, que persigue una reforma del sistema de innovación de los medicamentos, que garantice el derecho a la salud, y el acceso de la ciudadanía a los medicamentos que necesita a un precio asequible.

ApoyoPositivonoessano

 

 

 

 

 

 

Esta semana, además de participar en la acción de calle #VallaFarmacéutica, de la que os hablaremos más adelante, también queremos compartir con vosotros el porqué de esta campaña, cómo nace, cómo ha reaccionado la sociedad y cuáles han sido sus mayores logros hasta ahora; y lo hacemos de la mano de Lydia Molina, la Coordinadora de Comunicación de NO ES SANO:

Cómo y por qué nace esta campaña.

La campaña nació para darle más fuerza al trabajo de muchas organizaciones que veníamos trabajando este tema, a raíz de la visibilización que tuvo con el caso de la hepatitis C. Vimos que era el momento, en el marco de las nuevas elecciones generales, de conseguir compromisos políticos reales. Nuestro objetivo es construir un sistema de investigación médica eficiente, sostenible y que garantice el derecho universal a la salud y el acceso a los medicamentos que la población necesita a un precio asequible. Un sistema donde los altos precios de los medicamentos no sean una barrera para el acceso y no pongan en peligro la sostenibilidad de los sistemas de salud.

NO ES SANO anteponer los beneficios económicos a la salud

 

Cómo ha sido la implicación de la sociedad, además de partidos políticos y entidades; cómo reacciona la sociedad a esta campaña.

Desde su lanzamiento, la campaña ha tenido un gran respaldo social. Dos mil personas han firmado la declaración. Nuestra carta de presentación, el Club Premium del Medicamento, tuvo un gran impacto y nos ayudó a trasladar el debate a los medios de comunicación y a las redes. En éstas vemos cómo día a día contamos con más difusión e interés. Además, a lo largo de estos meses nos han apoyado rostros conocidos de la cultura, la política o el periodismo. Y más de 20 organizaciones, como Apoyo Positivo, han suscrito el manifiesto. Es la prueba de que algo se mueve.

La realidad es que el acceso a medicamentos a un precio asequible es un tema que debe preocuparnos a todos, seamos o no pacientes. La falta de transparencia en todo lo relacionado con el sistema de investigación y desarrollo de medicamentos es total. Como ciudadanos tenemos a derecho a saber cosas como cuánto estamos pagando por los medicamentos o cuánta inversión pública se destina a la investigación. Nuestra intención es trasladar ese debate a la calle.

NO ES SANO especular con los medicamentos

 

De todo lo que se ha conseguido ya, qué ha resultado más duro y cuál ha sido el mayor logro. Y cuál es la próxima meta.

El resultado más difícil de conseguir fue poner de acuerdo a los partidos políticos para firmar la declaración de No Es Sano y creemos que ese fue también el mayor logro, junto al impacto que ha tenido la campaña en la opinión pública. Nuestra meta sigue siendo la misma, que el debate social no se apague y trabajar a nivel político para que los compromisos que han adquirido los diferentes partidos se cristalicen en acciones que nos ayuden a conseguir un cambio en el sistema.

Desde Apoyo Positivo creemos que se puede conseguir ese cambio en el sistema que nos comenta Lydia, por eso hemos suscrito el manifiesto de la campaña, y esperamos que muchas otras organizaciones y partidos políticos se sumen a ella, y que el número de dos mil personas que ya han firmado la declaración de forma individual siga en aumento.

El miércoles pasado, como ya os avanzábamos antes, participamos en #VallaFarmacéutica, una acción de calle de la campaña NO ES SANO, en varios puntos del centro de Madrid, frente al Congreso de los Diputados, frente al Ministerio de Sanidad y frente al Ayuntamiento, y que consiguió ser trending toppic en Twitter. Aquí os dejamos el vídeo resumen de esta acción:

#VallaFarmacéutica ha sido un acto para simbolizar cómo los medicamentos, que salvan vidas, también pueden ser una barrera debido a sus altos precios. Para ello, algunos de los voluntarios que participaron en esa acción, iban vestidos de medicamentos y entorpecían el paso de la gente que caminaban por la calle.

Desde Apoyo Positivo, queremos dar las gracias a las personas voluntarias que, desde nuestra entidad, formaron parte de esta acción; os animamos a entrar en la web de NO ES SANO y sumaros a esas más de dos mil personas que ya han firmado la declaración, por un acceso universal a medicamentos con un precio justo, porque las enfermedades nos afectan a todos y NO ES SANO que los medicamentos lleguen solo a unos pocos.