Desde sus comienzos hace 26 años, Apoyo Positivo diseña diferentes actividades para la infancia y juventud. En los últimos 5 años, a través de nuestro programa y grupo joven WE LOVE, hemos desarrollado acciones dirigidas especialmente a aquellas personas a las que algún tipo de diversidad les ha hecho vivir situaciones de vulneración de derechos y discriminación (como ser homosexual, trans, persona con VIH, etc.).

En el año 2015, y en colaboración con CISV, Fundación Daniela  y dance4life, organizamos el I Encuentro Joven en España por la diversidad. Jóvenes entre 16 a 25 años lgbtiq+, jóvenes VIH,  migrantes y cualquier otro joven que quiso participar como agente de cambio para una sociedad más justa utilizando la diversidad como una herramienta de cambio.

40 participantes convivieron durante 4 días en un espacio con un principal objetivo: diseñar campañas y proyectos inspirados por jóvenes para promocionar la educación sexual como base del desarrollo personal e informar a iguales sobre sus derechos sexuales y reproductivos como jóvenes.

Tras el éxito de este I Encuentro y los materiales desarrollados, como el cortometraje DIVERSXS, ganador de 6 festivales internacionales de cine y con más de 40 secciones oficiales, o la campaña #derechoaser, celebramos en verano de 2016 el II Encuentro de Jóvenes por la Diversidad, en colaboración con la ONG TransHuellas y la Fundación La Merced en las instalaciones del Albergue de la Música de Torremolinos.

En esta ocasión les participantes profundizaron en los contenidos necesarios para realizar una educación afectiva y sexual adecuada para jóvenes, que fuese suficientemente inclusiva para cualquier tipo de diversidad y hecha por y para jóvenes.

Además durante ese encuentro se grabó la segunda parte de DIVERSXS, TRANSVERSALES, que se lanzará a lo largo de este año, y que profundiza en cómo la diversidad LGTBIQ se ve condicionada por otras diversidades (funcionales, culturales, sociales, de origen, étnicas…) siendo un factor más perpetuador del estigma.

Este recorrido por la visibilización de las diversidades en personas jóvenes nos lleva a desarrollar a finales de marzo de este año el III Encuentro de jóvenes por la diversidad con un claro objetivo:

Desarrollar ideas y medidas para combatir el ESTIGMA interiorizado en el colectivo LGBTIQ y  crear una campaña hecha por jóvenes para luchar contra la discriminación asociada.

 

En este Encuentro también han participado entidades sociales como Mundo en Movimiento (TW @MeM_org; IG @mundoenmovimiento) , Lambda la Isla (IG y TW @lambdalaisla), Todes Transformando Córdoba (IG @todestransformando), Adhara Sevilla (TW @AdharaSevilla IG @adharasevilla), Transhuellas (TW @Asotranshuellas IG @transhuellas), DeFrente LGTB (IG y TW @defrentelgtb), Ginés por la Diversidad, JereLesGay (IG y TW @jerelesgay), Asociación Amare LGTBI+ de Puerto Real (Tw @amarelgtbi IG @asoc.amare_lgtbi), Inserta Andalucía (IG y tw @insertandalucia) y Colectivo Teatreverías (TW @teatreveriasTO IG @colectivoteatreverias)

 

Durante tres días, unes 30 jóvenes participaron en este espacio de trabajo comunitario y co-creación. Se creó un espacio seguro y de respeto a las diversidades donde les chavales pudieron expresarse como son y adquirir herramientas que les acompañen en su día a día para luchar contra las vulneraciones de derechos e intentar ser referentes como agentes de cambio para una sociedad más equitativa y representativa de la diversidad.

A través de charlas motivacionales, grupos de trabajo, dinámicas y herramientas audiovisuales como la serie online INDETECTABLES, se trabajaron las distintas transversalidades de vulneración que se dan dentro del colectivo. Temas importantes como la plumofobia, homofobia, transfobia, serofobia, machismo y racismo/aporofobia se reflexionaron en este encuentro para desarrollar una campaña de visibilización dirigida a toda la población, en especial, a la gente joven (y no tan joven) del colectivo que está repitiendo modelos cisheteronormativos.

Estos modelos invisibilizan las diversidades reales que nos definen y con las que convivimos. Por eso, trabajamos para romper la disgregración que ha habido dentro del colectivo LGTBI y del movimiento feminista. Es importante volver a encontrar una unidad  de cambio por parte de los colectivos más vulnerados y olvidados hoy en día, tal y como existió a finales de los años 70 con la reivindicación de los derechos sexuales y reproductivos. La vía para alcanzar esta unión es la creación de redes, el empoderamiento en la diversidad, identificar en qué estamos fallando y proponer soluciones en conjunto y de una manera inclusiva saliendo de nuestra zona de confort.

Este tiempo de trabajo y reflexión, nos lleva a concluir que, detrás de todas las discriminaciones y el estigma, se encuentra un sistema heteropatriarcal que ejerce presión por miedo a los cambios y la pérdida del poder.

Sabemos que no es fácil, sabemos que sois unes valientes, sabemos que vais a ser esos “mosquites” que, por pequeñes que sean, van a molestar mucho y, ahora, sabemos que formamos todes una comunidad de apoyo y solidaridad que nos llevará a una RE_EVOLUCIÓN y no a la involución que se plantean desde otros espacios no inclusivos y violentos.

Y terminamos este post con los testimonios que han querido compartir con vosotros dos de los participantes:

Lo cierto es que en mi día a día, y en gran parte gracias al colectivo al que pertenezco, vivo rodeada de diversidad. Pero sin duda alguna el III Encuentro de Jóvenes por la Diversidad me ha sorprendido en ese aspecto.

Desde el minuto uno todes hemos conectado sin importar nuestra diversidad, desde personas trans no binarias a personas cisheterosexuales y pasando por lesbianas, bisexuales, gays e incluso personas poliamorosas. Y aunque compartiéramos una misma diversidad con otra persona, nuestras vivencias personales han sido completamente diferentes y allí estábamos, compartiendo el mismo espacio, abrazándonos, aprendiendo juntes y bailando sin parar.

Me llevo muy buenos momentos y muy buenos amigues. Han sido solo 3 días, pero lo he vivido como si fueran semanas de convivencia. Me vuelvo a mi tierra motivada a seguir trabajando por el colectivo LGBTIQ y buscando la forma de crear aquí también algo parecido, un espacio seguro para personas que en su día a día viven calladas y con miedo. Muchas gracias a todes vosotres por esto. Elena, 24 años.

Todes unides podemos crear grandes cosas para mejorar juntes el mundo y el sistema. Participante anónimo.