Este artículo, escrito por Christina Antoniadi, Enfermera, especialista en comunicación y liaison europea de Apoyo Positivo, esta basado en la presentación de Daniela Rojas, David Stuart y Cristiana Oprea durante la 15ª Conferencia Europea del SIDA, organizada por EACS del 21 al 24 de octubre de 2015 en Barcelona, España.

Critina, junto a más activistas europeos, forma parte del proyecto Possitive Support, red europea para pacientes que viven con el VIH, que está desarrollando Apoyo Positivo.

  1. ¿Qué es ChemSex?

El término ChemSex, que se usa de forma cada vez más frecuente, supone el uso de sustancias estupefacientes dentro de un contexto sexualizado. ¿Qué significa esto? Muchas de estas sustancias psicoactivas influyen en el apetito y comportamiento sexual, mientras que otras reducen las inhibiciones, que toda la sociedad tiene ante el sexo. Cuando se utiliza en un contexto sexual nuestro comportamiento está influenciado. El Chemsex como término incluye tanto el uso de sustancias psicotrópicas, así como en las actitudes relacionadas con esas sustancias específicas. En esencia, hablamos de una actividad sexual que puede durar días (durante los cuales la persona no duerme) con múltiples parejas. De vez en cuando, la persona adopta conductas relacionadas con el consumo de sustancias y mantiene prácticas sexuales que pueden llevar asociados determinados riesgos. Esto se atribuye principalmente al hecho de que no siempre se ponen en práctica estrategias de reducción de daños al consumir dichas sustancias.

  1. ¿Por qué seguimos oyendo sobre ChemSex?

Seguimos hablando de ello porque se está convirtiendo en una práctica sexual cada vez más frecuente. Además de ser más conocida y hablarse más de ella, está siendo estudiada más intensamente y empezamos a tener resultados publicados, algunos de ellos presentados en la pasada 15ª Conferencia Europea del SIDA .

  1. ¿A quién afecta?

Potencialmente a toda la sociedad. A cada persona que opte por usar sustancias estupefacientes para mejorar su práctica sexual. Sin embargo, la evidencia presentada por Daniela Rojas y David Stuart , de Francia y Londres, respectivamente , determina que esta práctica es más popular entre los hombres cis que tienen sexo con hombres y personas trans. En las pruebas presentadas de Rumania por Cristiana Oprea, las sustancias específicas del ChemSex (GHB, Mefedrona y Metanfetamina) parecen ser más populares entre los usuarios de drogas duras, ya que son mucho más baratos que otros narcóticos como la heroína.

  1. ¿Cuáles son las drogas relacionadas?

Los estudios hasta ahora reportan el uso de la mefedrona, el GHB y la metanfetamina en Londres, y la cocaína y la mefedrona en Francia, algo muy similar al contexto de España, en grandes ciudades como Madrid o Barcelona; pero estas sustancias pueden variar, dependiendo de la región geográfica, puesto que la disponibilidad de estas difiere.

  1. ¿El ChemSex es peligroso?

El uso de sustancias siempre conlleva riesgos. Además, hay que considerar que estas sustancias tienen riesgos adicionales, por ejemplo, el uso de la mefedrona, sustancia que se vende como fertilizante de plantas, nunca ha sido estudiado en seres humanos.

Por lo tanto, no somos conscientes de los efectos sobre el cuerpo humano, sobre todo si estamos hablando de un uso a largo plazo. Por otra parte, todas las sustancias, farmacéuticas o no, que van desde paracetamol hasta la equinácea, interactúan con otras sustancias. Es, por lo tanto, muy importante para las personas bajo tratamiento de cualquier tipo (especialmente les que están en tratamiento ARV) notificar a su médico el uso de estas drogas, ya que ya hay literatura disponible que indica posibles efectos adversos e interacciones ante un tratamiento crónico. Otro problema potencial está relacionado con el desarrollo de adicción a estas drogas. Algunas de estas sustancias son altamente adictivas y es muy posible que su uso recreacional pueda conducir a la adicción. Por último, hay varios riesgos relacionados con las drogas inyectables, como la mefedrona, tales como la difusión de determinados virus en sangre, como el VIH, la hepatitis C y otras infecciones, tales como por estafilococos o por hongos.

  1. ¿Esto no es sólo de personas adictas, yonkis? ¿Seguro?

No se trata de una práctica que sólo tiene que ver con personas adictas a drogas por vía parenteral y en exclusión, a pesar de que los datos son diferentes entre los diferentes lugares y países, así como la situación económica y la legislación política de drogas de cada país. Daniela Rojas presentó el perfil de las personas que practican ChemSex en función de un estudio de AIDES en Francia: edad joven, hombres empleados, 40 % de ellos eran conscientes de su estado de VIH, mientras que 67 % de ellos eran conscientes de su estado de VHC. Cristiana Oprea presentó también pruebas que demuestran que las sustancias específicas se utilizan con mayor frecuencia entre los consumidores problemáticos de drogas en Rumania.

  1. ¿Me arriesgo a sufrir algún tipo de infección?

Depende. Según datos de investigación AIDES, las personas que practican Chemsex mediante la inyección de las sustancias estaban en riesgo de infección, debido a que no practicaban técnicas de uso más seguro y reducción de daños, como no compartir jeringuillas. De acuerdo con la presentación del Cristiana Oprea, un riesgo adicional está asociado a la frecuencia de uso y el intercambio de jeringuillas y parafernalia, lo que aumenta las posibilidades de estafilococos y las infecciones por hongos, como ya hemos mencionado antes. Así mismo, la desinhibición y pérdida de consciencia nos expone a prácticas sexuales sin protección y más bruscas.

  1. ¿Cuándo debo acudir a los servicios de salud?

Si notas cambios corporales tales como fiebre, úlceras, edema cualquier parte del cuerpo, pero sobre todo alrededor de los genitales, o cambios cognitivos o en la actividad mental o emocional, lo mejor es acudir a un médico o un servicio de atención médica o comunitaria especializado en ChemSex.

  1. ¿Cuándo debo acudir a un centro especializado en adicciones?

Si utilizas sustancias psicoactivas o conoces a alguien que lo hace y le están suponiendo un problema, lo mejor es acudir a algún espacio profesional de ayuda en adicciones. Los profesionales capacitados pueden responder a tus necesidades y te guiarán en consecuencia. En general, si notas cambios en la forma en que respondes a los retos de cada día, o si sientes que necesita usar estas sustancias para pasar el día, o para la práctica sexual, lo mejor sería buscar a un profesional especializado. Desde Apoyo Positivo podemos ayudarte a encontrar el espacio adecuado para el tratamiento médico de cualquier consecuencia, así como una posible adicción. Puedes contactarnos en el 91 358 14 44 o info@apoyopositivo.org y te informaremos sobre el Grupo de autoapoyo de ChemSex que abriremos en enero de 2016.

  1. ¿Cómo y dónde puedo conseguir más información?

En la actualidad, la mayor parte de la literatura relacionada está en Inglés. Puedes encontrar información precisa en el sitio de internet del Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías (OEDT ). Y en los siguientes links:

Os dejamos un video del recursos londinense para control de la salud sexual, Dean Street, en el que trabaja el especialista David Stuart, donde podéis ver un role-playing de una intervención con un usuario de chemsex que ha derivado en la clínica por el chequeo de alguna infección de transmisión sexual.

En este enlace podéis encontrar el artículo en inglés.