APROXIMACIÓN AL CHEMSEX EN ESPAÑA 2016

Mucho se está hablando últimamente sobre el “Chemsex” o esa tendencia a consumir drogas mientras se mantiene sexo durante un largo periodo de tiempo. La combinación de drogas y sexo no es algo novedoso sin embargo sí lo son la incursión de nuevas sustancias como la mefedrona o la metanfetamina (no tanto el GHB que resulta ya un viejo conocido). También resulta novedosa la vuelta de la inyección como vía de administración pero especialmente la erotización de este proceso dentro de los juegos sexuales. Hasta donde sabemos las aplicaciones móviles de ligue juegan un papel fundamental para contactar con posibles participantes de “Chemsex” o coloquialmente conocidas como “sesiones”. Este medio favorece del mismo modo la visibilidad de los participantes mediante códigos o símbolos reconocibles como emojis. Parece que los componentes de estas sesiones saben lo que quieren y como buscarlo, lejos de la marginalidad a la que socialmente se han asociado a los consumidores de sustancias ilegales.

Los medios de comunicación, especialmente los más sensacionalistas, se han apresurado en los últimos meses a intentar sacar a la luz este fenómeno de un modo simplista y repleto de clichés. Debido al desconocimiento y complejidad del tema, el equipo de Apoyo Positivo e Imagina MÁS han unido fuerzas para conocer en primer lugar que está sucediendo y como son las características del fenómeno. Para ello pusimos en marcha en colaboración con el Plan Nacional sobre el Sida un estudio que permita aproximarse al Chemsex en España. La encuesta se llevó a cabo en el último trimestre del año 2016 y aquí se puede descargar el estudio con los resultados.

A CLOSER LOOK AT CHEMSEX IN SPAIN 2016

There has been much said recently about “Chemsex” or the trend of taking drugs while having sex for a long period of time. Whilst the combination of drugs and sex is nothing new, the addition of methadone and methamphetamines is (and in a lesser extent, GHB, but this has been known for some time). Another novelty is the return to injections as a method of administering drugs, and it’s eroticization in sex games. To our knowledge, dating apps play a key role in facilitating contact between possible chemsex participants to partake in what are colloquially referred to as “sessions”. Apps also allow visibility of participants through recognizable codes or symbols such as emojis. It seems that the participants of these sessions know what they want and how to find it, far from the marginality that socially has been associated with consumers of illegal drugs.

In the last few months, the media, especially the more sensationalist outlets, has gone to great lengths to bring this phenomenon to light, portraying it in a very simplistic way that is often teeming with stereotypes. Due to a lack of understanding and the complexity of the topic, Apoyo Positivo and Imagina MÁS have united forces to work out how chemsex is developing and analyse the characteristics of the phenomenon. In collaboration with the National AIDS Plan, we have carried out a study that takes a closer look at Chemsex in Spain. It was undergone in the final quarter of 2016 and can be downloaded here:

A pesar de haber finalizado el estudio, nos gustaría poder seguir recibiendo opiniones y experiencias de usuarios de Chemsex. Esto nos permitirá conocer mejor la realidad y poder adecuar nuestros servicios a tus necesidades.  Puedes acceder a la encuesta en el siguiente enlace:

ACCEDER A LA ENCUESTA

iconos-color

logo_msssi-2

imaginaMAS