Luis y Ana son una pareja serodiscordante, Luis vive con VIH con carga viral indetectable desde hace cinco años. Tras romperse el preservativo en una relación sexual, deciden ir a urgencias a solicitar la profilaxis post-exposición, pero el medico les niega el acceso a la profilaxis, por lo que deben acudir a otro hospital donde si la consiguen.

Jose y Nacho también son una pareja serodiscordante. Jose vive con VIH desde hace un par de años, con carga viral indetectable, y, a pesar de usar preservativo, ambos deciden asesorarse sobre la PrEP. (la píldora para prevenir el VIH) con opiniones contradictorias entre los médicos.

Estos nombres son todos ficticios, pero son situaciones reales de personas que han llegado a Apoyo Positivo para asesorarse sobre el tratamiento como prevención (TASP).  En medio de este limbo de recomendaciones no concluyentes y contradictorias están las personas que viven con VIH, que necesitan tomar decisiones importantes en cuanto a su salud sexual y bienestar, y la de los demás.

¿En que consiste el tratamiento como prevención o TASP?

Es un método preventivo del VIH, en el que la persona que vive con VIH se trata con antirretrovirales para no transmitir el virus en las relaciones sexuales.

¿Cómo funciona?

La carga viral es un parámetro que determina el contenido de virus en sangre. El principal objetivo del tratamiento es que esta carga viral sea indetectable, es decir menos de 20 copias en un mililitro de sangre, por consecuencia de esto el sistema inmunológico, y mas concretamente las células CD4 comienzan a recuperarse de forma gradual.  Para ello, la persona que viva con VIH debe ceñirse de manera estricta a la pauta que le recomiende su medico especialista en la adherencia al tratamiento.

A pesar de que este parámetro mide la cantidad de virus en sangre y no en otros fluidos donde el descenso del  virus no sigue la misma proporción y ritmo, los estudios como HTPN 052 y Partner demuestran que la hipotética presencia de virus en sangre y semen no seria suficiente para causar una transmisión porque se necesita una cantidad de copias superior a los niveles de indetectabilidad.

Son numerosos los estudios que refutan la eficacia del tratamiento como prevención tales como el HTPN052, el estudio Partner, que ya hemos mencionado, o el Pposites Attract

El estudio HTPN052 perseguía evaluar las diferencias entre un inicio de tratamiento precoz frente a un inicio mas tardío.  El riesgo de transmisión disminuyó en un 96% en el grupo que inicio inmediatamente el tratamiento.

El estudio Partner evaluó la eficacia del tratamiento como prevención con una muestra de 58.000 relaciones sexuales con penetración (anales y vaginales), sin preservativo, en parejas serodiscordantes. con carga inferior a 200 copias/ml en parejas heterosexuales y homosexuales. El resultado del estudio es de cero transmisiones durante todo el estudio, fijando el riesgo de transmisión en un 0,3%.

Este estudio también evalua la eficacia frente a los repuntes transitorios  que pueden darse en el virus o blips, o las ITS que no tiene relación con el riesgo de transmisión.

Estos porcentajes no llegarán nunca a probabilidad 0%, ya que todos los estudios se fijan dentro de unos intervalos de confianza, que contemplan una serie de errores que no son medibles. Esto ocurre con otros métodos de prevención del VIH, como por ejemplo el preservativo (que tradicionalmente se asume como un método infalible de prevención).

El estudio Partner es el estudio con la muestra más grande evaluada hasta el momento, y que recoge datos sobre parejas serodiscordantes tanto heterosexuales como homosexuales, donde no se registro ninguna nueva transmisión en todo el proceso. En la actualidad, el estudio esta en fase dos, y evalúa relaciones sexuales entre parejas gays de forma exclusiva.

En el año 2016 la multiagencia para la equidad en salud “Prevention Access Campaign” inició la campaña mundial U=U (undetactable= Untransmible), con la intención de cambiar para siempre la manera en que las organizaciones y las personas que viven con VIH hablan y piensan sobre la indetactibilidad.

Su objetivo es erradicar el estigma y, como consecuencia, mejorar la vida de las personas ya infectadas por el virus. Todo este movimiento, de índole comunitario, está respaldado por los mas prestigiosos y experimentados científicos del VIH, desde Michael Brandy (director medico de la Terrence High de Londrés), Dr Myron Cohen (principal investigador del estudio HTPN052), Dr. Jens Lundgren (co-principal investigador del estudio Partner), o el Dr. Andrew Grulich  (investigador del estudio Oppossites Attract). Por su parte, la mayoría de las sociedades medicas de EE. UU. se adhieren al mensaje de que una persona con carga viral indetectable de más de seis meses es intransmisible.

En España, el Dr. Buenaventura Clotet, director del instituto Irsicaixa que investiga en el desarrollo de  una vacuna contra el VIH, se muestra contundente: “La evidencia científica es clara e inequívoca: “el tratamiento efectivo reduce el riesgo de transmisión del VIH a cero.”

Por la parte comunitaria son mas de 270 ONG, repartidas por 30 países, las que se adhieren a este manifiesto, Apoyo Positivo fue la primera entidad en sumarse, seguida de Imagina Más o BCN checkpoint.

Cada vez somos más los profesionales y las entidades que respaldamos que una persona que vive con VIH y tiene carga viral indetectable no transmite el virus.

¿Qué requisitos se deberían cumplir para asumir sin tapujos que una persona indetectable al virus es intransmisible? ¿Con que muestra se debería contar? ¿Qué porcentaje de riesgo de transmisión se está dispuesto a asumir? ¿En qué circunstancias una persona VIH+ indetectable transmitiría el virus? ¿Qué evidencias científicas significativas hay que tomar para asumirlo como verdad universal? ¿Llegará el día en que toda la comunidad médica seguirá de manera uniforme esta premisa?

El tratamiento como prevención es, sin duda, una gran noticia que supone una revolución en la percepción que tenemos sobre las personas con VIH y en la prevención en general, disminuyendo el estigma y mejorando la calidad de vida de estas personas al mantener su carga viral indetectable, y evitar  el desarrollo de enfermedades oportunistas.

El miedo infundado a no ser claro con esta información no ayuda en el empoderamiento sobre las decisiones en salud sexual, ni sobre la libertad que tiene cada individuo de protegerse y proteger a los demás de la manera que le resulta más cómoda y accesible. Desde este miedo muchos optan, de manera innecesaria, por no tener más relaciones afectivas o sexuales acentuando su situación de estigma.

En Apoyo Positivo llevamos apostando ya tiempo por este método de prevención, dentro del abanico de posibilidades que las estrategias biomédicas y los métodos tradicionales de prevención nos brindan, la elección es tuya: ¡Tu eliges como!

Creemos que es tan importante y revolucionario visibilizar estas nuevas realidades de las personas que viven con VIH  que a la hora de escoger un título a nuestra serie ni lo dudamos: INDETECTABLES, la primera serie sobre salud sexual en España, disponible en flooxer, la plataforma digital de ATRESMEDIA.

Y lo decimos sin miedo…. ¡INDETECTABLE= INTRANSMISIBLE! (I=I)